martes, 23 de agosto de 2011

Soy combustible

Lo sé porque me quemo. Me quemo tanto física como mentalmente. Es fácil darse cuenta con los calores que estamos soportando. También he podido comprobar cómo me he ido consumiendo con el paso del tiempo, aunque esa creo que es una combustión más lenta.

Sin embargo, creo que soy combustible, mucho más que por todo eso, porque para moverme utilizo habitualmente una bicicleta y consigo desplazarme con facilidad distancias realmente importantes con la única energía que soy capaz de generar yo mismo. Por supuesto que para ello me alimento, pero también lo hago los días que no ando en bicicleta y no consigo ver a dónde va a parar el excedente que ese día no he consumido, por lo que he decidido que soy a la vez motor y combustible.


No me importa mucho que la biología y la anatomía no estén de acuerdo conmigo. A mi me gusta creer que soy una especie de refinería, con sus depósitos, que genera un fuel de calidad, ligero y eficiente, que es el que me permite moverme 10, 20, 30 ó 150, 200 ó 250 kilómetros al día. Claro que consumo agua para hidratarme y refrigerarme. Nadie es perfecto. También contamino y emito residuos y CO2, como cualquier combustible.

Lo realmente simpático de mi caso es que no necesito ir a repostar a ningún sitio distinto a los que frecuento habitualmente en mi vida cotidiana. Ese es el truco y esa es la gracia. Simplemente lo llevo conmigo, es parte de mi naturaleza.


Además, cuando entro en combustión libero una serie de sustancias que me generan un bienestar increíble. Adrenalina y endorfinas me provocan una serie de sensaciones que más que agradables me crean una dependencia difícil de combatir. Y lo mejor del asunto es que cuanto mayor es el hábito, mayor es el octanaje.

El problema es que el combustible puede encender a los demás y provocar en ellos diversos tipos de reacciones. A veces se dejan prender y arden placenteramente, otras veces explotan provocando fuertes ondas expansivas.

No sé. Creo que seguiré consumiéndome. Es un placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada