viernes, 1 de julio de 2011

Señoras y señores... ¡esto es fácil!

Ese ha sido el mensaje que hemos intentado transmitir durante todo este mes de Junio en un taller de revisión de bicicletas que hemos tenido montado los domingos por la mañana en un nuevo emplazamiento realmente singular.


El Molino de San Andrés es un antiguo molino del siglo XVI rehabilitado como espacio de ocio y encuentro por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Situado en la confluencia de los ríos Arga y Ulzama, a pie de Parque Fluvial y en el recorrido del Camino de Santiago, ofrece un marco realmente sugestivo para proponer actividades como las que se han programado a modo experimental durante este mes pasado.


Enseñar o, mejor dicho, aprender a enseñar es una tarea siempre interesante. Tratar de convencer de que la mecánica básica de mantenimiento de una bicicleta la puede hacer cualquiera con apenas cuatro herramientas y un bote de aceite es un esfuerzo que merece la pena. Y lo más sorprendente es que resulta realmente revelador para la mayoría de las personas que habitualmente utilizan la bicicleta, pero que lo hacen de una manera despreocupada.

Ajustar un freno, hacer andar un cambio, lubricar la cadena, comprobar el estado del cableado o simplemente hinchar las ruedas adecuadamente son tareas simples, pero que mucha gente no sabe cómo se hacen correctamente o que a nadie se le ha dicho lo importante que resultan.

Incremento de la seguridad, mejora de la autonomía, longevidad de los materiales, en definitiva, mayor economía y mejor relación con el vehículo que te transporta, son sólo algunos de los beneficios que contrae hacerse uno mismo el mantenimiento de la bici propia. Ignorar esto es una pena, no difundirlo, un delito.

Nosotros seguiremos trabajando tanto en programas públicos, como en cursos privados y personalizados porque creemos que es una de las claves en esto de que la bicicleta se convierta en una opción prioritaria en muchos de los desplazamientos cotidianos... y menos cotidianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada