jueves, 25 de marzo de 2010

Cocinas, bares, cafés, almuerzos, paseos, blogs, redes...

¿Dónde se toman las decisiones en nuestras vidas privadas? Estamos intentando promocionar un cambio en los hábitos y en las rutinas para animar a "la gente" a dejar el coche en los desplazamientos urbanos. Y pensamos en términos publicitarios, propagandísticos: campañas, anuncios, mensajes...

Pero "la gente" no existe. Y menos cuando hablamos de la elección de un medio de transporte para los viajes diarios obligados.

Sólo hay personas
. Personas concretas con situaciones y entornos concretos, influenciables y vulnerables. Cuyas decisiones dependen de círculos de opinión que se forman entre amigos, colegas, familiares, parejas... Personas que interactúan en espacios cotidianos, informales, discretos. Personas que forman grupos anónimos, desorganizados, variables, ocasionales.

¿Cómo influir en estas personas para conseguir un...

- ¿Sabes? Hoy he dejado el coche y he venido en ...?

Pensemos pues en cafés, rincones, manteles, sofás, pasillos, pantallas de ordenador, almohadas... comentarios, chistes, proposiciones, retos, susurros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada