martes, 23 de marzo de 2010

¿De quién son las calles?¿Y las carreteras?

Una de las polémicas actuales en los foros mundiales relacionados con la promoción de la bicicleta es el que afecta a la legitimidad en el uso de las infraestructuras de circulación por los ciclistas. El argumento: el que no paga, no pasa.

Así en el Reino Unido aún no todo el mundo tiene claro si los ciclistas pueden utilizar las carreteras para circular, porque no pagan el impuesto de circulación. Para muestra, un botón: noticia en the Guardian. En los Estados Unidos, por otra parte, se están cuestionando la posibilidad de grabar con una tasa a las bicicletas y sus accesorios para "compensar" el menor ingreso de impuestos por consumo de combustibles motivados por la "movilidad sostenible" y la "eficiencia energética". Ilustrativa la entrada en el blog oficial del Transporte estadounidense.

Un debate fuerte, sin duda. Posturas encontradas. A veces excesivas. Algunos, llevando la cuestión al extremo, proponen un impuesto adicional sobre los zapatos, para así poder sufragar los costes de la construcción de aceras y parques. ¿Absurdo? ¡Real!

Merece la pena visitar algunos blogs de referencia para valorar la dimensión que está tomando el tema:
¿Piensas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada