martes, 10 de julio de 2012

Encomendarse al carril bici

Se suele pensar que el carril bici (en este caso la acera bici) es un espacio seguro y cómodo para circular en bicicleta. Paradojicamente la realidad es bien distinta, pues entre sus características negativas está la de enfrentar y cruzar a dos viales entre si como si de un paso a nivel sin barreras se tratara.

Esta situación se hace verdaderamente arriesgada cuando el semáforo está en color ambar parpadeante para los coches y con luz verde para peatones y ciclistas. El paso más lento del peatón permite normalmente a los conductores advertir su presencia en el cruce, pero la bicicleta suele triplicar esa velocidad, produciéndose con demasiada frecuencia un desagradable y peligroso encuentro bici coche.

Son muchas las caidas, golpes y atropellos que se producen en estas intersecciones, entre otras cosas porque la visión lateral queda reducida a la mínima expresión debido a los coches aparcados, furgonetas, contenedores u otros elementos de la vía pública que ejercen de muro visual (no es el caso de la imagen) pero también y sobre todo, se debe a esa costumbre tan ibérica de los conductores que consiste en acelerar ante la presencia del ambiguo color ambar.


(Texto e ilustración de Valencia en Bici)

¿Quién construiría calles así?

El otro día Ciudad Ciclista publicaba esta señal

¿Quién construiría ciudades así? 
A alguien así no le tomaríamos en serio, 
pero en la construcción de vías ciclistas es exactamente lo que se hace 
¡y además se vende como segura!

Ora pro nobis peccatoribus

Lo que pasa es que aquí nos gusta encomendarnos al que nos promete protección o al que se la presumimos. Debe ser parte de nuestra herencia imperecedera, esa que nos ayuda a repetir este tipo de cantinelas con feliz confianza (y perdón por la herejía):

Oremus
Carril Nuestro que estás en el suelo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
así en la acera como en el suelo.
Danos hoy nuestro plan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal.
Amén.

9 comentarios:

  1. Parece que en tierras germanas tambien se esta dando este fenomeno de amarillo=acelerar
    http://www.bikeblogger.de/?p=11244

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Encomendarse al carril bici: el carril bici cómodo si lo es ( comodísimo, sin tener que estar constantement pendiente del trafico motorizado) , y el riesgo de cruzar con trafico parece similar al del peaton ( si el semaforo esta en rojo, para el coche ...., si no hay semaforo, el ciclista cruza mirando y con precaución). En Holanda y Dinamarca funcionan con este sistema (comodísimo).
    El carril bici es parte del sistema viario compartido con los vehiculos a motor y, como tal,el carril bici exige las mismas reglas de precaución y diligencia.
    Eso si, mejor ir por la carretera normal que por un carril bici (CB) mal diseñado, y el CB no debe ser una excusa para acorralar/segregar al ciclista.

    ResponderEliminar
  4. Este problema se resuelve facilmente con unos semaforos que no dejan pasar simultaneamente bicis y coches que giran a la derecha. En todo caso es asi que se hace en Suiza y funciona.

    ResponderEliminar
  5. Si habitualmente tienes dos fases de semáforo en un cruce(los que cruzan en una dirección y los que cruzan en otro), cuando metes el semáforo de bicis añades dos fases más, acortando los tiempos de paso. El que pierde es el peatón, que para cruzar una avenida gorda en diagonal tiene que llegar a esperar 4 fases de semáforos con sus medianas.

    Igual para avenidas gordas es mejor la solución Shibuya, una fase en la que peatones y bicis pueden cruzar en cualquier dirección y ningún coche pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Shibuya me gusta!

      Eliminar
    2. "El peaton pierde" y ¿porque decidir de antemano que el que ha de perder sera el peaton? Eso es un viejo reflejo que da prioridad al coche. Si se tiene una voluntad no tiene porque perder el peaton. Si ya sé que muchas calles de 15 metros de ancho tienen aceras de 0,80 m. Es simplemente una falta total de respeto por lo que tiene algun valor : LAS PERSONAS. Las maquinas que vayan a su sitio son maquinas, instrumentos, esclavos.

      Eliminar
    3. En el siguiente enlace os paso un documento de Biciescuela Granada que analiza técnicamente las "alternativas" existentes para tratar de minimizar los efectos de estos mortíferos cruces:

      -"¿Soluciones? para las intersecciones de los carriles bici" (BICIESCUELA GRANADA, marzo 2012)
      http://es.scribd.com/doc/85236603/%C2%BFSoluciones-para-las-intersecciones-del-carril-bici

      Gracias

      Eliminar