jueves, 27 de octubre de 2011

Dímelo bonito

Hoy me ha llegado este video. No descubre nada, simplemente formula el mensaje, el mismo mensaje de siempre, de una manera atractiva.



El otro día destacaba este otro, por la visión lateral que ofrecía, también con una puesta en escena impecable.



Creo que, cuando los argumentos están tan manidos, tan sabidos, tan repetidos, tan "eufemizados" acaban no siendo interesantes y no pasan de ser la misma cantinela de siempre, con lo cual pierden el efecto y no comunican nada. En esto de argumentar las virtudes y las ventajas de la bicicleta como medio de locomoción pasa un poco esto, a menos que se sea un poco original a la hora de presentarlo.



Por eso creo que es interesante destacar aquellas campañas, spots o videos promocionales que resultan atractivos por su realización o por su singularidad. No olvidemos que de lo que se trata es de animar a la gente a hacer algo que no hace habitualmente, por lo que la propuesta debe ser ilusionante, apetecible, tentadora... seductora.



Aquí he tratado de recoger tan sólo algunos ejemplos.



Así pues, si estás dispuesto a comunicar los beneficios de utilizar la bicicleta en tu entorno piensa que la forma es tan importante como el fondo porque, por suerte o por desgracia, esta sociedad audiovisual y multimedia descarta automáticamente los formatos obsoletos, aburridos, largos o con sin criterio estético. Suerte.

Y recuerda que muchas veces se dice más sugiriendo o insinuando que recitando toda la retahila de razones como si fuera el catecismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada