martes, 19 de abril de 2011

¿El día mundial de la bicicleta?

Ya no sabemos qué hacer para mantener a la gente entretenida. Hoy, señoras y señores, se celebra el Día Mundial de la Bicicleta. No se sabe bien quién lo convoca, como tampoco se sabe por qué hay días mundiales de todo y para todo. Pero ¿qué más da? Nos gusta ser universales, conmemorativos y apoteósicos. Así que a celebrar.


Ahora bien ¿qué vamos a celebrar? 

¿Que la bici es buena? ¿Que somos más felices cuando nos montamos en una de ellas? ¿Que nos gusta festejar por festejar y juntarnos para sentirnos juntos? Pues entonces enhorabuena.

Si nuestra inquietud va un poco más allá, entonces esto se va a quedar en otro fasto con poca trascendencia. Ya estamos acostumbrados. La fórmula del "Día de..." ha sido tan explotada que ya ha perdido el sentido, a menos que se regale una camiseta, un chaleco o una banda reflectante o cualquier cosa que salga gratis. Nadie espera nada más de ello.

Yo particularmente no lo voy a celebrar más que cualquier otro día. Tampoco celebraré el Día Mundial Sin Coches o el Día Mundial del Medio Ambiente. No. Yo procuro celebrarlos todos los días, con mis iniciativas, con mi actitud, con mi gente.

7 comentarios:

  1. Y quién te dice a ti que los que celebren este día no lo hacen también los demás.
    Y por qué no festejarlo.
    Y por que los humanos somos excelentes en criticar cualquier acción que otro haga aunque
    esta sea noble o no perjudique a nadie.

    ResponderEliminar
  2. Esto de celebrar días de... está hecho para cosas extraordinarias, no normales, para reividicar su normalización. Cuando el uso de la bicicleta sea algo "normal" dejaremos de celebrarlo. ¿Acaso se celebra un día del coche o de la moto? Por el mismo motivo se celebra el Día de la mujer trabajadora, y no el del hombre trabajador. Y el día del orgullo gay, y no el del orgullo heterosexual.

    ResponderEliminar
  3. Es amargo, Anónimo, pero no en esencia.
    Como venía a decir Erich Fromm, aquel hombre que no quiere adaptarse a este adormecimiento masivo que está generando esta sociedad está condenado a desarrollar alguna neurosis. Es decir, en un mundo de adormecidos, el despierto, el que piensa, está en grave peligro de sentirse un bicho raro y por ende, a desarrollar alguna patología fruto de esa sensación de soledad y aislamiento.

    ¿Quién está más loco?
    Yo lo tengo bien claro.

    La cuestión no es celebrar y celebrar y ser guays un día al año. La cuestión radica en serlo todos los días y dar ejemplo con nuestra actitud.
    Yo suelo participar de este tipo de eventos, pero en mi día a día soy lo que demuestro en esos eventos.

    ResponderEliminar
  4. Convengo con el autor que lo ideal son menos "chuminadas" y más uso diario pero es que estos eventos pueden hacerle a alguno replantearse el uso de la bici y ser la puerta de entrada a un cambio de mentalidad: un primer paso para un "celebrar todos los días" ;)
    Salud y pedal

    ResponderEliminar