jueves, 27 de enero de 2011

Criticar la "Masa Crítica"

Masa Crítica (Wikipedia): 
"La Masa Crítica es una celebración ciclista que tiene lugar todos los meses en numerosas ciudades del mundo. Su finalidad es reivindicar una mayor presencia de las bicicletas en las ciudades para reducir las molestias que causa el tráfico motorizado: ruido, contaminación, atascos, inseguridad... La denominación proviene del concepto sociológico homónimo, que hace referencia al número de individuos involucrados en un fenómeno a partir del cual éste adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer por sí mismo."

Parece descabellado cuestionar un acto tan, a priori, intrínsecamente favorable a la bicicleta. Un grupo de personas se reúne de manera voluntaria un día cada mes para reivindicar mayor presencia de la bicicleta en la ciudad. Es una manifestación. ¿Qué tiene de malo? Nada, claro. ¿Y qué tiene de bueno? Nada, tampoco. Ese es el problema.

Muchas veces creemos que por el mero hecho de juntarnos nuestras tesis cobran más relevancia y nuestros deseos se hacen más alcanzables. Y sin embargo, seguimos sin conseguirlos. Porque no hacemos nada. Nada más que juntarnos. Sin objetivos. Sin más. Juntarse una vez al mes no es fácil, pero el mérito se queda en eso si tan sólo se consigue un pelotón por unas horas... o por una hora.

Ocupar la calle arropados por el anonimato de un grupo durante unos segundos puede ser emocionante, pero no va más allá. No sirve para conseguir nada para las personas que se desplazan en bicicleta en una ciudad. Nada. No se consigue más seguridad, no se consigue más visibilidad, no se consigue más crédito, no se consigue cambiar nada...


Bueno, algo sí. Puede cambiar la percepción que muchos ciudadanos tienen de los que andan en bici como un "colectivo", una minoría crítica, inconformista e irreverente, después de presenciar el paso de uno de esos grupos.

El problema es que las "masas críticas ciclistas" como manifestaciones no consiguen ser un fenómeno a partir del cual éste adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer por sí mismo porque, simplemente, no generan dinámicas propias. Son puras ilusiones colectivas, puntuales y momentáneas.

Lo que hace falta es actuar todos los días. Todos y cada uno. La presencia se demuestra estando, circulando. De manera anónima. Pasando una y otra vez, un día y otro. Con dignidad, reclamando el espacio y el derecho en cada viaje, en cada trayecto, en cada tramo. En cada calle, en cada cruce, en cada semáforo. Y, por supuesto, hay que actuar de manera colectiva, organizada. Para promover nuevas iniciativas que se sostengan y crezcan porque responden a las necesidades y a las demandas de las personas que andan en bicicleta.

Así pues, basta ya de "ir a misa" una vez al mes para calmar nuestras conciencias y cantar las alabanzas de la diosa bicicleta, porque la virtud se hace día a día, viaje a viaje, actividad a actividad, curso a curso, taller a taller, servicio a servicio, programa a programa, propuesta a propuesta.

13 comentarios:

  1. Estimado Eneko, como es costumbre sigo tu blog así como tus ligas y comentarios en facebook. Esta vez me permito diferir de tu crítica pues considero que hay un pequeño error de enfoque. Es verdad que la cultura del respeto al ciclista se construye a diario y no en una reunión mensual de ciclistas pero ese hecho no descalifica la reunión ciclista. En China la masa crítica era la consecuencia natural de miles de trabajadores acudiendo al trabajo en bicicleta. En nuestros países es al revés, por definición nuestras masas críticas no son naturales, pedaleamos contracorriente, la masa crítica es apenas un símbolo, un punto de partida. En un mundo donde la mayoría se moviera en bicicleta reunirse para dar juntos un paseo no tendría ningún sentido. No es nuestro caso. Estoy en desacuerdo con tu opinión de que las masas críticas no generan dinámicas propias. Las ilusiones colectivas nunca son "puntuales y momentáneas" como señalas, al contrario, permanecen, se materializan, aunque no lo parezca. Como muchos fenómenos naturales a veces los sociales no suceden a simple vista pero suceden, hay que verlos a través del tiempo y del espacio. Es el caso de la masa crítica. Un abrazo Eneko y bienvenidas las críticas, solas o en masa!!

    ResponderEliminar
  2. Asistí una vez en Madrid , y no volveré. Esa tardé presencié una agresión y varios amagos de agresión a ciclistas por su comportamiento.

    No va conmigo saltarme todas las normas de circulación, provocar a los conductores e intimidar a peatones. Flaco favor hacen a la bici los que amaparados en la fuerza de la masa , se comportan de la misma manera que luego critican en los conductores de coches.

    Hace más por el ciclismo urbano , una sonrisa y la educación , que 5000 ciclistas colapsando la cibeles.

    Prefiero que un conductor me mire con curiosidad desde su coche (me ocurre bastante sobre todo con los niños que van detrás) , a que me mire con odio.

    ResponderEliminar
  3. Ole Heráclito!

    La bicicleta es hoy símbolo de 'revolución' y la 'masa crítica' ha podido constituirse en lo mismo; es algo más grande que lo mundano que describes Eneko, por eso tiene un sentido colectivo y la gente va.

    Pero aparte de lo simbólico-político, además resulta práctico porque en la masa la gente toma la seguridad de grupo y aprende a circular, y a apropiarse mentalmente de la ciudad. Unos aprenden de otros y todos se animan entre sí a coger la bici todos los días.

    ResponderEliminar
  4. TIENES TODA LA RAZON, LA MEJOR MASSA CRITICA QUE PODEMOS HACER ES EL RESPETO,CONDUCTORES EJEMPLARES, SI CIRCULAS POR DONDE QUIERAS, ACERA, CALZADA..CARRIL BICI...CON SENTIDO COMUN Y SOBRE TODO RESPETANDO TANTO A COCHES COMO A PEATONES NADIE, NADIE TE DICE NADA, NI SIQUIERA LA GUARDIA URBANA, LA IMAGEN VALE MUCHO AQUI, QUE TODO EL MUNDO TENGA LA IMAGEN DE UN CICLISTA ES UNA PERSONA EJEMPLAR, NO UN ALBORATADOR NI UN CAMIKAZE, NI UN MALEDUCAADO.

    SALUDOS.LEO TU BLOG TODOS LOS DIAS

    CON CONOCIMIENTO DE CAUSA

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo en que la BC como manifestación aporta poco y, debido a la actitud de algunos, resta mucho.
    Pero ayer en Madrid un grupo circulamos como lo hacemos a diario, respetando el código de circulación y mezclandonos con los coches: hubo conductores nos preguntaron que era eso, por que lo haciamos y sobre todo si era posible circular en bici por Madrid: esta última pregunta es la importante, un automovilista que se sorprende al ver que es posible usar la bicicleta como medio de transporte.
    Quizas si las Masas Criticas fuesen más 'tráfico masivo' y menos manifestación serían utiles para cambiar percepciones sobre la bicicleta en las ciudades

    ResponderEliminar
  6. YO PIENSO ASISIR POR PRIMERA VEZ EL VIERNES PROXIMO A LA DE BCN, PERO POR LO QUE ESTOY VIENDO EN EL FACE....MIEDO ME DÁ.ME PARECE QUE EN VEZ DE LO QUE PIENSO ESO NO VA A SER MAS QUE UNA MASSA DE PRESUMIDOS CICLISTAS Y DE LO QUE ES LA IDEA NÁ DE NÁ...SALUDOS ENEKO.

    FELICIDADES POR EL BLOG

    ResponderEliminar
  7. Também tive que fazer as pazes com a Massa Crítica, desagradava-me o caos que por vezes ocorria, e os comportamentos negativos por parte de alguns ciclistas. Com o tempo aprendi a aceitar a natureza da MC, a tolerar as desvantagens e a apreciar as vantagens.

    A MC portuguesa é diferente das originais, o tom é menos reivindicativo e confrontacional porque somos o país dos brandos costumes e porque a situação dos ciclistas não era tão má como nos EUA quando ela surgiu.

    A Massa Crítica serve dois propósitos: dar visibilidade aos ciclistas e oferecer um ponto de encontro, convívio e um sentimento de "não estou sozinho". Isto tem sido importante para acolher e incentivar novos ciclistas, e facilitar o surgimento de iniciativas e projectos de promoção e defesa da bicicleta, pois oferece uma praça pública de interacção e comunicação entre os ciclistas.

    ResponderEliminar
  8. La Massa Crítica está una cosa muy importante para mostrar las ventajas de la bicicleta para la vida urbana: Ni ruido, ni emissiones etc.
    Pero más importante es la lucha para el mejoramiento de la infraestructura para los ciclistas: Cariles bici estan si importante para alentar la gente de ir en bici cada día.....la gente quien tiene miedo pero quería ir en bici. La securidad es lo más importante!!!

    ResponderEliminar
  9. Eneko, gracias por darle forma a mi ineptitud a la hora escribir, krak!!!! hi haiz hi artista!!!

    ResponderEliminar
  10. Ahora no hace falta "ir a misa una vez al mes para calmar nuestras conciencias y alabar a la diosa bicicleta", que para eso ya están los púlpitos de internet que nos enseñan como ser modélicos e hipercorrectos ciudadanos ciclistas... Opino que las emociones colectivas no son nada despreciables como fuerza transformadora y sobre todo, no creo que la emoción colectiva de una MC sea imcompatible con la individual que es montar en una bicicleta. Y eso que tengo la conciencia calmada. Amén.

    ResponderEliminar
  11. Algo tiene el agua cuando la 'bedicen', Eneko.
    Me gusta tu crítica a la ceremonia de la MC porque efectivamente sólo el uso diario y cotidiano de la bici mostrará su realidad como medio de transporte alternativo y limpio. Me gusta tu crítica porque en alguna ocasión tuve la mala experiencia de asistir a una MC en la que algunos 'oficiantes' me recriminaron por mi comportamiento lúdico y festivo, según ellos tenía de dar ejemplo de gravedad y seriedad subido a mi bici especialmente porque los niños deberían tomar nota del comportamiento de los abuelos... En fin... un verdadero horror! Y leo en algunos comentarios una especie de 'homilia de la bicicleta' que no me gusta un pelo...!

    Salud, de cualquier modo todo es bicicleta!

    ResponderEliminar
  12. No estoy de acuerdo con esa visión de la bici crítica, Eneko. Primero: es una celebración que reúne a la gente para disfrutar de un paseo en bici. Así que el hecho de pedalear juntos un grupo de gente a los que nos gusta la bici y divertirnos por ello ya es una buena razón para seguir haciéndolo (es decir, algo sí tiene de bueno, ¿no?). Segundo: Sí crece por si misma porque cada vez es más numerosa y esto hace que la acción reivindicativa se conozca e impacte más en quien nos ve o sabe de nosotros (3000 bicis no pasan desapercibidas). Tercero: la mayoría de los asistentes ya pedaleamos a diario y, si no sabemos hacer nada mejor para reividincar el uso uso urbano de la bici, al menos una vez al mes nos juntamos y hacemos lo que podemos.

    ResponderEliminar