miércoles, 23 de enero de 2013

¿Qué es más peligrosa una mosca o una mariposa?

En este tipo de disquisiciones parece que ha andado metido un equipo investigador de la Universidad de Granada (UGR) tratando de dirimir, tras una exhaustiva revisión de todos los accidentes que se han registrado en España en el periodo comprendido entre 1993 y 2009 en los que se han visto involucrados ciclistas. ¡22.834 ni más ni menos!

Toda una tesina para llegar a una triste conclusión: que los hombres son más peligrosos que las mujeres en bici. Tremendo. A lo que añaden que aún lo son más si van drogrados, llevando pasajeros o conduciendo una bicicleta con los frenos en mal estado o sin luces. Brutal. Para eso no hace falta hacer un estudio. Basta con conocer la naturaleza humana o tener dos dedos de frente.

Lo que resulta sangrante es que un trabajo de esta entidad no dé para más que para volver a cargar tintas sobre los ciclistas, no importa sin son chicos, chicas, deportistas o utilitarios. Definir a un ciclista como peligroso en un contexto como el del tráfico en España es poco menos que trivializar un asunto que es de gravedad capital como es la seguridad de los ciclistas en la circulación.


Los peligrosos son los rinocerontes

Porque enfocar el riesgo de utilizar la bicicleta sólo desde la responsabilidad del ciclista, su perfil y sus condicionantes y circunstancias es obviar en voz alta el verdadero origen de la verdadera peligrosidad de la circulación que son los coches.

Lo que pasa es que estamos tan entrenados a asumir los daños colaterales que ocasiona el uso intensivo e indiscriminado del coche que nos llega a parecer que es inocuo cuando analizamos el resto de la circulación.

Pues no, las mariposas y las moscas, por más molestas que sean no son en sí mismas peligrosas, lo que son peligrosos son los rinocerontes, sobre todo cuando corren alocados en manada y van topando con los demás.

P.D.: Un saludo a Oscar Patsí, autor de "La revolución de las mariposas", inspirador del presente post y otro a Juan Cris Ortiz por dar la voz.

6 comentarios:

  1. Un millón de gracias por recoger el guante Eneko. Me encanta como has puesto los puntos sobre las "ies" con este agravio comparativo tan injusto.

    Un abrazo desde Marbella.

    ResponderEliminar
  2. El tutor que ha firmado la tesis merece firmar su renuncia más bien.
    Siempre me ha gustado esa metáfora de la mariposa y el rinoceronte del libro de Óscar: http://www.doblefila.org/la-parada/libro-la-revolucion-de-las-mariposas

    ResponderEliminar
  3. Les ha faltado decir que aquellos ciclistas que salen con su bicicleta tienen un riesgo mayor de sufrir un accidente en bicicleta que aquellos ciclistas que deciden quedarse en casa durmiendo, de lo que se deduciría que las biciceltas son uno de los principales factores de riesgo en los accidentes de bicicletas.

    Me río por no llorar.

    ResponderEliminar
  4. Tenemos mucho peligro ya que las ciudades están llenas de rinocerontes corriendo en manada.

    ResponderEliminar
  5. Hablando de peligrosos rinocerones, y del uso ideológico que se hace de ellos por parte de la ideología segregacionista...

    http://bicilibre.wordpress.com/2012/02/12/casco-acera/

    ResponderEliminar